La vitamina D comprende un grupo de compuestos que son esenciales para mantener el equilibrio mineral del cuerpo. La fuente principal de vitamina D es la luz del sol, que estimula el paso de provitamina D a vitamina D en la piel. Otra parte de la vitamina D procede de los alimentos (pescado azul, yema de huevo, leche, productos lácteos) y además se puede obtener a través de suplementos alimenticios.

Existen dos fuente de vitamina D, por una parte está la vitamina D2 o ergocalciferol, que ingerimos con la dieta, mientras que la vitamina D3 o colecalciferol es la más importante por ser la que tiene mayor actividad, puede obtenerse a través de los alimentos y también sintetizarse por el propio organismo a partir del contacto de la luz con la piel, el sol es esencial para que el organismo pueda producirla.

El principal papel de la vitamina D es estimular la absorción intestinal del calcio y fósforo, esenciales para formar y mantener unos huesos sanos, asegurando su correcta mineralización. Por eso, un déficit importante de esta vitamina puede dar lugar a aparición de raquitismo en niños (con alteraciones y debilidad de los huesos y retraso en el crecimiento) o problemas de salud en adultos tales como osteomalacia y osteoporosis.

A menudo resulta dificil obtener suficiente cantidad de vitamina D de fuentes alimentarias solamente. El hecho de que los alimentos generalmente aportan una cantidades mínimas de vitamina D sumado a una exposición solar insuficiente, ya que de acuerdo con los expertos, ahora tratamos de cuidarnos tanto de los rayos solares, que la exposición se ha vuelto mínima.

En consecuencia es frecuente el déficit de vitamina D, haciendo recomendable una administración de un suplemento alimenticio que contribuya a obtener niveles correctos de esta vitamina.

Ingredientes:

  • Colecalciferol (Vitamina D3): 5 mcg.
  • Estabilizador: celulosa microcristalina.
  • Agente de recubrimiento: copolímero neutro.
  • Sal magnésica de ácidos grasos: estearato de magnesio.
  • Estabilizador: citrato de trietilo.