La Vitamina C es necesaria para el buen estado del sistema inmune, de los huesos, dientes y encías, así como para ayudar a regular la grasa y los niveles de colesterol en sangre.

Las necesidades diarias de vitamina C del organismo son más altas que para cualquier otra vitamina hidrosoluble. Para un estado óptimo se debe tomar la Vitamina C en pequeñas cantidades a lo largo del día y de la noche, porque el organismo la elimina rápidamente. Esto no es siempre posible, por lo que los comprimidos de Vitamina C de liberación sostenida son una alternativa ideal para cumplir este objetivo.

Vitamina C 1.000 mg se presenta en comprimidos de acción retardada en dos etapas. El 50% del producto se libera rápidamente en el estómago (primera etapa). El resto de la Vitamina C es liberada de forma gradual en una segunda etapa que puede durar más de 12 horas.

Composición por comprimido:

  • Vitamina C (escaramujo, acerola y ácido esteárico): 1.000 mg.